FOLLOW THE LEADER

  • by

Experiencia de Miguel, nuestro Youth Leader en un intercambio juvenil en Eslovenia 🇸🇮

Cuando te encuentras en el punto de tu vida en el que no sabes que hacer, en el que no sabes si ir hacia la derecha o a la izquierda, si seguir hacia adelante o volver atrás o si reír o llorar deja todo lo que estés haciendo y vuela.

Vuela a donde quieras, vuela alto, vuela bajo, vuela como quieras, pero vuela. Viaja, conoce, disfruta, aprende, cáete, levántate, llora y vuelve a empezar. Así es la vida un constante aprendizaje de experiencias.

Y de experiencias se vive.

¿Conoces la sensación de estar en la playa a treinta y tantos grados y te metes en el agua para refrescarte? Pues esa sensación tan refrescante me dio la asociación YouthBCN

Yo soy muy musical y me gusta guiarme por las letras de las canciones, a si que, como dice una de mis canciones favoritas de Leiva: tengo un plan, salir corriendo hasta que todo se arregle. Así lo hice.

En un momento de mi vida que no sabia hacia donde tirar, decidí dejar todo en pausa y lanzarme a la aventura a descubrir un nuevo país, Eslovenia, de la mano de YouthBCN.

Intercambios juveniles

Los intercambios juveniles, o mas conocidos como, Youth Exchanges son la perfecta oportunidad para poder viajar, aprender diferentes culturas y conocer gente. Con este último ya son varios los que llevo en la mochila y de todos ellos he aprendido algo y me he llevado muy buenos amigos de otras nacionalidades que, hoy en día, después de más de 5 años todavía seguimos en contacto.

Sin embargo, este último fue un poquito diferente. Un día estaba tranquilo en la cafetería de la universidad y recibo la llamada de Alex: “Miguel, prepárate porque vas a ser el Team Leader” Sin pensármelo dos veces le dije que si (yo soy mucho de lanzarme a la piscina sin mirar si tiene agua) y menos mal que le dije que sí, porque vaya experiencia mas increíble.

Al principio tuve un poco de miedo, es normal, al fin y al cabo, asumes una responsabilidad y tienes que velar porque todo tu grupo este bien, un grupo al que, de buenas a primeras, todavía no conoces.
Pero ese miedo rápidamente se desvaneció y se convirtió en risas, risas y más risas. Nunca podré agradecerle a mi fantástico equipo español todo lo que hicieron. No hubo un día que no nos riéramos. Se que esta mal que yo lo diga, pero fuimos el alma del proyecto. ¡Estábamos magnéticos! Y es que si juntas a 6 españoles cada uno de una punta de España, las risas están aseguradas.

Experiencia directa

Ser team leader ha sido una experiencia muy gratificante. He podido ver desde otra perspectiva como funcionan los YE y la pequeña responsabilidad que debemos asumir como tal. Los team leaders no dejamos de ser un participante más, pero con una pequeña carga de responsabilidad con la que tenemos que cuidar de los participantes de nuestro país y si hay cualquier problema o sugerencia transmitírselo a la organización.

Sin duda alguna, después de este aprendizaje, para mis próximos proyectos tengo claro que aplicaré también como Team Leader, pues me gusta preocuparme por que la gente de mi alrededor este bien y se sientan cómodos. Nadie es perfecto, seguro que tengo muchas cosas por las que mejorar, pero para eso estamos aquí, para continuar el camino y aprender de él.

Espero veros a todos en el próximo proyecto.

¡Salud y muchos viajes!

Miguel Ayuso.