Experiéncia voluntariado europeo de David en Faenza, Italia

“Hola a todos, soy David y hace ya un tiempo que escribí como me iba por Italia en mi proyecto ESC en Faenza (podéis encontrar mis primeros meses de proyecto en esta misma web!) pero hoy vengo a hablar de cómo se acabó el proyecto el pasado mes de febrero.

Como ya dije, estaba viviendo uno de mis mayores sueños y viviendo una experiencia espectacular, siempre con sus luces y sombras, pero mirando por los beneficios que se iban a tener en el futuro. Hubo actividades que acabado y otras nuevas que empezamos, las nuevas fueron divertidas ya que he aprendido como se escribe un YOUTH EXCHANGE desde el principio hasta su implementación el próximo mes de mayo ya que fue aprobado para su realización, actualmente estamos detallando y preparando todo lo que tiene que ver con las actividades, participantes, etc…. Este trabajo pensaba que no me iba a gustar pero me sorprendió muy gratamente lo mucho que me ha llegado a apasionar y a sacarme de mis casillas cuando no todo el mundo trabaja por igual pero ya sabéis como es trabajar en grupo.

También empecé a hacer teatro con niños durante mis últimos meses allí y fue una experiencia única que me hizo crecer mucho, aprender más italiano y afirmar por qué empecé a hacer voluntariado con niños hace tantos años, cualquier cosa que hagas por ellos te lo van a agradecer infinitamente. Se me partió el corazón el último dia que estuve con ellos pero lo que no saben es que voy a volver más pronto de lo que piensan a Faenza.

Creo que hasta aquí el tema trabajo, ya que el resto es más parecido a lo que hablé anteriormente. Ahora hablaré de mis viajes que he hecho unos cuantos, 14 para ser exactos + todos aquellos pueblos donde no tenían tienda de souvenirs donde comprarle un imán para mi madre. Estos viajes siempre los he hecho solo y me han ayudado para conocerme a mi mismo, ponerme metas y superarlas y conocer nuevas personas. Visité casi todas las ciudades grandes de Italia y algún que otro país. Mi último viaje fue a Roma, no podía irme de Italia sin ver la capital y WOW, me enamoré de la ciudad aunque tuviera colinas y se me hicieran eternas ya que al venir de una ciudad plana como Valencia, la mínima inclinación en una calle …la veo como el Everest.

Este año me ha servido para crecer como persona, aprender muchas cosas para mi futuro laboral, personal y social pero también me ha ayudado a crecer artísticamente. A mediados de octubre volví a Valencia para participar en mi primer festival de arte urbano llamado BENIMACLET CONFUSION  para pintar un mural en un barrio que apuesta por el arte en todos sus ámbitos y fue una experiencia espectacular y aprender a quitarme el miedo de trabajar un formato grande en solitario. Además, tuve la oportunidad de hacer una exposición a finales de enero con los cuadros que fui pintando en la ciudad durante mi año en Italia, junto a algunas totebags que aún tenía, en el local de un conocido, en KAIRO´S, y  no sabéis lo agradecido que estoy de haber hecho mi primera exposición individual en otro país gracias al apoyo de gente que cree en el arte joven y emergente, También muy agradecido a todas las personas que vinieron a ver mi muestra y a estar un rato por allí. No voy a mentir que no se me hizo duro que no estuvieran mis familiares y amigos en mi primera muestra pero pudieron venir unos amigos a pasar unos días y pudieron venir a la inauguración. Todo es aprendizaje. Gracias a este empujón artístico, he decidido empezar a solicitar becas y oportunidades para seguir creciendo a este nivel e intentar tener el futuro que me imaginaba hace 10 años cuando empecé con todo lo relacionado con el arte.

Espero que os haya gustado mi experiencia y recomiendo a todo el mundo a realizar un año así por la forma en la que se crece a nivel personal en tan poco tiempo, aunque también depende de como te lo tomes.

Muchas gracias a todos, en especial a YOUTHBCN por haber sido mi sending durante esta aventura, y nos veremos muy pronto.

BESOS Y ABRAZOS

DAVID G.CARRASCO´´